2 razones para ingresar antes de Navidad

 

La Navidad está ya a la vuelta de la esquina. Eso quiere decir que se aproximan fechas de alto riesgo para los adictos. Son días en los que hasta quien no suele consumir alzará la copa para hacer un brindis. Días de excesos, deshoras, comidas de empresa, quedadas con amigos de siempre, ambientes desinhibidos y de la tradición del alcohol por todas partes…

Nuestro consejo para los adictos y familiares de los adictos en consumo, es que el adicto se proteja y, si valora comenzar un tratamiento, no espere a hacerlo después de Navidad. ¿Por qué? Aquí tienes 2 motivos:

  • Da igual si el adicto es alcohólico o no. Cuando beba, se desinhibirá; cuando se desinhiba, consumirá su droga estrella (cocaína, ácidos, porros, juego patológico…)

 

  • Si espera comenzar el tratamiento después de las vacaciones, esta Navidad será su despedida de la droga… Y se despedirá por todo lo alto, con grandes atracones. Recuerda: nunca se sabe en qué atracón se puede pasar de la raya, volverse agresivo, cometer un delito, adquirir secuelas crónicas o incluso perder la vida.

 

Para las personas vulnerables a la adicción, ponerse a salvo es lo más sensato en estas fechas de excesiva exposición al consumo de sustancias. No vale poner la excusa de una Navidad en familia: el mejor regalo es recuperar la vida y volver a ser libre.

Llama a nuestro teléfono gratuito 800 808 420 y pide información. Nuestra primera cita es gratuita. En Guadalsalus tratamos la adicción en centros de ingreso y de forma ambulatoria, obteniendo la tasa de rehabilitaciones más alta de Andalucía y una de las 5 primeras de España. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte.

 

 

Contacta con nosotros

    800 808 420 - Gratuito

    WhatsApp chat