El deseo de consumo es como un enamoramiento total de la persona: la mente sólo piensa en consumir y garantizar el siguiente consumo. Sólo tener la próxima dosis en el bolsillo genera tranquilidad; no disponer de ella, provoca ansiedad, desesperación y reacciones agresivas.

Al adicto activo no se le puede pedir que deje de pensar en el consumo. Al principio, eso es imposible para él. Lo puede lograr durante un tiempo pero, finalmente, sucumbe ante la inercia de sus autoengaños. Por tanto, la solución no es procurar pensar en otra cosa, sino familiarizarte con los pensamientos automáticos que te llevan a consumir.

El primer paso es identificarlos. Cuando me siento solo, minusvalorado, agobiado, incomprendido… entonces consumo. Si alimento un discurso victimista, culpando a los demás de mi malestar… entonces consumo; si me creo fuerte para controlar mi consumo… entonces vuelvo a consumir; si identifico al adicto con un marginado social, mientras yo no lo soy… entonces consumo sin creer que tengo ningún problema.

Familiarízate con los pensamientos que te facilitan bajar la guardia y te llevan a consumir. Observa cómo siempre te atacan por tus zonas más frágiles: la autoestima, el no sentirte debidamente amado o valorado, el no poder controlar una situación que te desborda… Por ahí comienzan a hacerte sentir mal, a pedirte que te evadas.

El siguiente paso es combatir esos pensamientos. Y se combaten cuestionándolos. Esos pensamientos no son más listos que tú. Tú sabes por dónde hacen aguas y, si quieres, puedes hundirlos.

Los autoengaños se agrupan en una serie de categorías y, cada una de ellas, se combate de una forma diferente. ¿Quieres saber cómo? Pues continúa leyendo esta serie de artículos…

Guadalsalus cuenta en con un programa de carácter ambulatorio y otro residencial con el único objetivo de lograr una superación definitiva de la conducta adictiva. 

Si quieres ampliar información o recibir orientación profesional, contacta con nosotros. Llámanos al 954 353 954 y pide una cita. La 1ª Consulta es gratuita. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte. Somos tu Centro de Desintoxicación de referencia.

800 808 420 - Gratuito

WhatsApp chat