En contra de lo que muchos piensan, la abstinencia del alcohol es mucho más peligrosa que la de sustancias más alarmantes en el ideario colectivo como el cannabis, la cocaína o las benzodiazepinas, entre otras. Es decir, el síndrome de abstinencia del alcohol es uno de los más peligrosos y puede causar incluso la muerte de la persona. Por ello es importante que siempre se realice bajo supervisión médica. 

Gracias a la medicación de apoyo que se administra al alcohol-dependiente, las consecuencias más extremas de la desintoxicación y la abstinencia, como el delirium tremens, son ya poco frecuentes en régimen de ingreso clínico. No obstante, más de un tercio de los pacientes vivirán un predelirium, donde los mismos síntomas aparecen pero atenuados. 

Por este motivo, la rehabilitación de un alcohol-dependiente requiere necesariamente una supervisión médica y, por otro lado, un apoyo terapéutico para lograr la superación de la conducta adictiva.

Si detectas alguna señal de riesgo no dudes en ponerte en contacto con nosotros cuanto antes a través de nuestro teléfono gratuito 800 808 420. Es necesario estar muy atentos para chequear los síntomas de una posible adicción y buscar una solución urgentemente, antes de padecer daños severos.

En Guadalsalus comprobamos cada día como aquellos que acuden a tiempo a un centro y reciben la terapia adecuada pueden rehabilitarse y cambiar sus vidas. Pero también sabemos que aquellos que han tocado fondo no lo han perdido todo, sino que pueden erguirse con más humildad y vigilancia siendo adecuadamente acompañados por sus terapeutas.

Contacta con nosotros

    800 808 420 - Gratuito

    WhatsApp chat