DECÁLOGO PARA UNA NAVIDAD CON FAMILIA Y SIN DROGAS

¿De verdad quieres pasar una Navidad disfrutando de tu familia? ¿Una Navidad sin escapadas al cuarto de baño, sin mentiras, sin ocultarte, sin disimulos, sin gritos ni portazos, sin tirar a la basura tu paga extra…?

Toma nota del Decálogo Para El Control De Estímulos

  1. Dile adiós a toda la droga o el alcohol que tengas en casa. No lo guardes, tíralo sin pensarlo ni darle más vueltas.
  2. No pruebes ni una copa, porque desinhibe y lleva a tu consumo principal.
  3. Evita los lugares en los que solías consumir y las personas con las que lo hacías, y busca la compañía de personas no tóxicas en lugares seguros.
  4. Nada de conversaciones sobre el consumo, y menos si vas a recrearte asociando tu consumo a momentos “divertidos” en vez de reconocer que ha sido la ruina de tu vida, donde perdiste tu libertad. Es mejor pensar en las consecuencias negativas que te trajo el consumo y en las positivas de haberlo dejado (olores y sabores olvidados, redescubrir tu tranquilidad, disfrutar de la familia…).
  5. Retomar los temas de conversación sobre las cosas que antes te gustaban, como el deporte, la naturaleza, unos estudios que querías hacer, el curso de pintura al que ibas…
  6. Si surgen emociones negativas, pide ayuda a tus familiares más cercanos o a tus terapeutas, pero nunca recurras al consumo. Comunícate con humildad y usa los recursos que llevas dentro para superar estas situaciones con calma.
  7. Dile a tu círculo de confianza, con el que vas a moverte estos días, que no quieres consumir más, que lo has dejado. Diles que no te ofrezcan ni siquiera una copa y que no consuman delante de ti. Date a respetar pidiendo esta ayuda a quienes te quieren de verdad.
  8. Para no tener ganas de consumir, bebe mucho líquido no alcohólico y evitar las comidas copiosas.
  9. Empezar a ensayar estrategias de rechazo ante posibles ofrecimientos.
  10. Sal a la calle con poco dinero, sin tarjetas de crédito ni DNI o acompañado de gente que no consuma y sea de tu confianza. Y si tienes que ir a zanjar deudas, ve acompañado.

Para las personas vulnerables a la adicción, ponerse a salvo es lo más sensato en estas fechas de excesiva exposición al consumo de sustancias. No vale poner la excusa de una Navidad en familia: el mejor regalo es recuperar la vida y volver a ser libre.

Llama a nuestro teléfono gratuito 800 808 420 y pide información. Nuestra primera cita es gratuita.

 

En Guadalsalus tratamos la adicción en centros de ingreso y de forma ambulatoria, obteniendo la tasa de rehabilitaciones más alta de Andalucía y una de las 5 primeras de España. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte.

Contacta con nosotros

    800 808 420 - Gratuito

    WhatsApp chat