La adicción ha sido declarada como una enfermedad por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1956. Por consiguiente, la caracterizan unos síntomas y es susceptible de un diagnóstico y también de un tratamiento. Por primera vez, existe un acuerdo en la comunidad científica respecto a la propensión genética a ser adicto. La adicción, por tanto, es una enfermedad sin lugar a dudas. Por fin se trata de una enfermedad reconocida y no de un síntoma, como se había pensado.

Ahora bien, la OMS estipuló también que ciertas circunstancias de la vida desempeñan un papel catalizador en el desarrollo de esa enfermedad, como podría ser la pérdida del trabajo, la muerte de un ser querido, etc. En este sentido, posee los componentes  biológicos, psicológicos y sociales propios de una enfermedad. Se trata, por tanto, de una enfermedad con una base biopsicosocial que se ve afectada por la propensión genética, el metabolismo de cada individuo, el perfil psicológico particular y las circunstancias personales, familiares, sociales o profesionales, entre otras variables posibles.

No obstante, hay corrientes que sólo ven la enfermedad como un síntoma. Pero si fuese un mero síntoma, al tratar el problema subyacente (la depresión, la pérdida de empleo, la ansiedad, un trauma, etc.) la persona dejaría de ser adicta. En cambio, esto no ocurre. La adicción sigue estando ahí y no desaparece por tratar lo que se consideraba a priori el “problema base” o el detonante de la misma.

Más bien ocurre lo contrario. Es decir, muchos de esos problemas son causados directamente por el consumo: son problemas consecutivos a la adicción.

En cuanto enfermedad, precisa un tratamiento altamente especializado. El conocimiento de las características psicológicas particulares del adicto hace que los terapeutas que tratamos esta enfermedad utilicemos métodos específicos para ayudarlos a recuperarse.

Guadalsalus cuenta en con un programa de carácter ambulatorio y otro residencial con el único objetivo de lograr una superación definitiva de la conducta adictiva.

Si quieres ampliar información o recibir orientación profesional, contacta con nosotros. Llámanos al 954 353 954 y pide una cita. La 1ª Consulta es gratuita. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte. Somos tu Centro de Desintoxicación de referencia.

 

800 808 420 - Gratuito

WhatsApp chat