La persona que ha dejado de beber, ya sea por mantenerse abstinente durante un periodo prolongado o por haberse rehabilitado de su dependencia, no está libre de volver a sentir deseos intensos de beber alcohol. Esto se produce aunque guarde casi siempre un recuerdo infernal de su época de consumo. El deseo no se extingue. Siempre permanece.

Pero sobre todo, estudios recientes manifiestan que permanece oculta una secuela, que no se revela más que después de la primera copa: si vuelve a beber, la dependencia se desarrollará 700 veces más rápidamente que la primera vez. Esto hace que la recaída sea enormemente peligrosa e imprevisible. En el caso de un policonsumo por ejemplo a la cocaína y al alcohol, si el adicto minimiza la importancia del alcohol entonces multiplicará 700 veces la posibilidad de depender nuevamente de ambas sustancias.

Guadalsalus cuenta en Sevilla con un programa de carácter ambulatorio y otro residencial con el único objetivo de lograr una superación definitiva de la conducta adictiva. 

Si quieres ampliar información o recibir orientación profesional, contacta con nosotros. Llámanos al 954 353 954 y pide una cita. La 1ª Consulta es gratuita. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte. Somos tu Centro de Desintoxicación de referencia en Sevilla.

800 808 420 - Gratuito

WhatsApp chat