Otro signo que anticipa una posible recaída es la labilidad emocional. El abandono de pautas genera un profundo malestar en el adicto rehabilitado que, a su vez, incrementa la ansiedad y el deseo de consumir. Regresa la inestabilidad emocional. El paciente se monta y os quiere montar a todos de nuevo en su particular Montaña Rusa…

Pero la ansiedad se alterna también generalmente con estadios depresivos y anhedonia. El sujeto tiene dificultad para pensar, manejar sentimientos y emociones, enfrentar el estrés, dormir, sentimientos de vergüenza, culpa, desesperanza…

Ninguno de estos estados de ánimo es la consecuencia directa de ningún acontecimiento externo. La batalla se está librando dentro, no fuera.

Si detectas alguna de estas señales de riesgo no dudes en ponerte en contacto con nosotros cuanto antes a través de nuestro teléfono 954 353 954. Es necesario estar muy atentos para chequear los síntomas de una posible recaída y buscar una solución urgentemente, antes de llegar a un punto de no retorno.

En Guadalsalus sabemos que quienes acuden a tiempo a un centro y reciben la terapia adecuada pueden sobreponerse a una más que probable recaída. Pero también sabemos que aquellos que han recaído no lo han perdido todo, sino que pueden erguirse con más humildad y vigilancia si son adecuadamente acompañados por sus terapeutas.

Os dejamos un nuevo vídeo, donde Luis Rebolo nos hablará sobre la prevención de las recaidas;

800 808 420 - Gratuito

WhatsApp chat