Sabemos que pensamientos, emociones y conducta van unidos. Ya hemos advertido que, si cambia su conducta, es porque previamente el paciente ha modificado su manera de pensar. 

El abandono de pautas significa que la persona ha cambiado sus pensamientos, los cuales ahora están más enfocados en consumir y en justificar ese deseo: 

Si el adicto está bien y consume, se siente desgraciado. Por eso su mente necesita generar malestar de cualquier modo y a cualquier precio. Ese malestar justifica su deseo de consumir… “ahora sí tengo un motivo”, piensa.

¿Cómo se justifica el deseo de consumir? El adicto se victimiza, culpa a todos de su desdicha o malestar, se vuelve hipercrítico, acusa a todos de conspirar contra él o mentirle, de vigilarle, ahora es más irascible y más exigente con los demás, mientras él se concede todas las licencias… genera una tensión elevada.

Cuando el sujeto se siente estresado, entonces su mente es más propensa a creer que las únicas opciones son reanudar el consumo de drogas o sufrir un colapso emocional o físico extremo.

Si esto ocurre, la recaída está ya a la vuelta de la esquina.

Si detectas alguna de estas señales de riesgo no dudes en ponerte en contacto con nosotros cuanto antes a través de nuestro teléfono 954 353 954. Es necesario estar muy atentos para chequear los síntomas de una posible recaída y buscar una solución urgentemente, antes de llegar a un punto de no retorno.

En Guadalsalus sabemos que quienes acuden a tiempo a un centro y reciben la terapia adecuada pueden sobreponerse a una más que probable recaída. Pero también sabemos que aquellos que han recaído no lo han perdido todo, sino que pueden erguirse con más humildad y vigilancia si son adecuadamente acompañados por sus terapeutas.

Os dejamos un nuevo vídeo,

800 808 420 - Gratuito

WhatsApp chat