Con anterioridad a la recaída, el paciente suele presentar dificultad para tomar decisiones. El juicio se deteriora y toma decisiones irracionales que no es capaz de interrumpir o modificar. El paciente se muestra obcecado, terco, inflexible y muestra otros signos de entorpecimiento emocional. Puede llegar a perder el control sobre el propio comportamiento.

Hay también una pérdida del sentido de la realidad, por lo que suele tomar decisiones o manifestar deseos imprudentes, inviables o fantasiosos.

Si detectas alguna de estas señales de riesgo no dudes en ponerte en contacto con nosotros cuanto antes a través de nuestro teléfono 954 353 954. Es necesario estar muy atentos para chequear los síntomas de una posible recaída y buscar una solución urgentemente, antes de llegar a un punto de no retorno.

En Guadalsalus sabemos que quienes acuden a tiempo a un centro y reciben la terapia adecuada pueden sobreponerse a una más que probable recaída. Pero también sabemos que aquellos que han recaído no lo han perdido todo, sino que pueden erguirse con más humildad y vigilancia si son adecuadamente acompañados por sus terapeutas.

Os dejamos un nuevo vídeo de Luis Rebolo

800 808 420 - Gratuito

WhatsApp chat