Un adicto mal rehabilitado o a punto de recaer sufre de manera recurrente pensamientos compulsivos. 

Unos están relacionados con la imagen personal, de manera que se obsesionan con el gimnasio, el peso y, sobre todo, se sobreexponen en las redes sociales con abundantes selfies donde casi siempre aparecen solos. 

Otros pensamientos compulsivos están relacionados con el dinero, con el afán de ganar más y más al precio que sea y, además, aparentarlo a los ojos de todos. Necesitan disponer de grandes cantidades de efectivo y subordinan todos los aspectos esenciales de una vida equilibrada al afán por la mayor ganancia.

Si detectas alguna de estas señales de riesgo no dudes en ponerte en contacto con nosotros cuanto antes a través de nuestro teléfono 954 353 954. Es necesario estar muy atentos para chequear los síntomas de una posible recaída y buscar una solución urgentemente, antes de llegar a un punto de no retorno.

En Guadalsalus sabemos que quienes acuden a tiempo a un centro y reciben la terapia adecuada pueden sobreponerse a una más que probable recaída. Pero también sabemos que aquellos que han recaído no lo han perdido todo, sino que pueden erguirse con más humildad y vigilancia si son adecuadamente acompañados por sus terapeutas.

800 808 420 - Gratuito

WhatsApp chat