En el periodo de tratamiento por el que pasan los pacientes que ingresan en el centro de desintoxicación de Guadalsalus, es fundamental trabajar con la identificación y gestión de las emociones: las nuestras propias y la del resto de pacientes que conforman el grupo.

Nuestro objetivo es procurar que cada sujeto se conozca en mayor medida a sí mismo. Así como que se produzca un cambio en el estilo de vida y en la forma de relacionarse con uno mismo y con los demás.

Para ello, primero realizamos presentaciones teóricas para que conozcan bien los conceptos con los que vamos a tratar. Estas presentaciones son realizadas por la trabajadora social del centro, pero son los mismos usuarios quienes tienen que prepararlas y presentarlas al resto de compañeros. Así los conceptos son mucho mejor interiorizados y aumenta su confianza.

Posteriormente ponemos en marcha actividades y talleres relacionados con los conceptos trabajados para que queden bien afianzados y asimilados.

Con todo ello se consigue que el paciente integre en su vida el proceso de cambio.

La idea es que observen sus propias emociones, las experimenten y las practiquen aprendiendo a identificarlas y gestionarlas. Esto fomenta la capacidad de autocontrol en su día a día.

La tristeza, miedos y la culpa son sentimientos comunes en un paciente adicto. Por eso, el trabajo con la práctica de la empatía, la dependencia emocional y la resiliencia son claves.

En Guadalsalus sabemos como ayudarte. Contacta con nosotros. Llámanos al 954 353 954 y pide una cita. La 1ª Consulta es gratuita. En nuestro Centro de Desintoxicación sabemos cómo ayudarte. 

Macarena Vázquez

Trabajadora Social

 

800 808 420 - Gratuito

WhatsApp chat