De forma genérica llamamos Centro de Desintoxicación a cualquier tipo de recurso sociosanitario que contribuya en la recuperación de una persona con adicción. Sin embargo, es muy importante acertar con el tipo de centro adecuado si queremos atender de manera adecuada las distintas necesidades de cada paciente.

  • Centro de Tratamiento Ambulatorio (CTA): Si el paciente precisa una desintoxicación de la sustancia a la que es adicto, entonces podrá acudir a un CTA de la Junta de Andalucía o, en su caso, una figura similar en la red pública de asistencia a personas con adicciones. Los CTA son unidades sanitarias que se encuentran en ambulatorios del sistema público de salud. En ellos se hace un primer abordaje de la enfermedad a nivel médico y psicológico, de cara a llevar a cabo una desintoxicación y deshabituación de la sustancia adictiva. Del mismo modo, realizan intervenciones en orden a favorecer la rehabilitación del paciente sin abandonar el entorno sociofamiliar y profesional.
  • Centro de Desintoxicación (CD): La desintoxicación no siempre se puede llevar a cabo sin alejarse del propio ambiente y círculos de amistades. En la mayoría de ocasiones, no sólo se necesita aislamiento para poner distancia de los contextos de riesgo, sino que es necesario internar al paciente por los mismos efectos que la desintoxicación puede tener. En el caso del alcohol o la heroína en cualquiera de sus formas, la desintoxicación es especialmente dura a nivel físico y psicológico. Entonces un CTA no sería el recurso adecuado, sino un Centro de Desintoxicación. También aquellos que han consumido cualquier tipo de droga de forma masiva o durante un tiempo prolongado necesitarán de este tipo de centros por la intensidad y duración de su craving o deseo de consumo.
  • Comunidad Terapéutica o Centro de Rehabilitación: Puede recibir distintos nombres según la Comunidad Autónoma pero, en definitiva, son centros a los que se pasa una vez realizada la desintoxicación. En ellos se lleva a cabo la deshabituación de la sustancia y el comienzo de la rehabilitación propiamente dicha del paciente. La deshabituación consiste en la identificación y sustitución de los hábitos alterados por el consumo, por otros que mejoren la calidad de vida del paciente. Por otra parte, el objetivo principal de la rehabilitación consiste en recuperar las habilidades que el paciente perdió o no llegó a desarrollar por el consumo.
  • Centro de Terapia Ambulatoria: Cuando los pacientes abandonan el Centro de Rehabilitación o Comunidad Terapéutica, comienzan un periodo prolongado de terapia ambulatoria. Pueden vivir en sus casas o en una Vivienda de Apoyo al Tratamiento (VAT), también llamada Piso Terapéutico. Cada paciente requiere una solución habitacional distinta para realizar con éxito su tratamiento. De cualquier forma, todos deberán continuar yendo asiduamente a terapia. Pero también asisten personas con problemas de adicción que no demandan un aislamiento de su estructura social o, tal vez, no pueden permitírselo por diversas razones. Ellos acuden desde el primer día a un Centro de Terapia Ambulatoria, donde se les brinda un apoyo terapéutico específico y adaptado a sus necesidades.

Guadalsalus cuenta en Sevilla con un programa de carácter ambulatorio y otro residencial con el único objetivo de lograr una superación definitiva de la conducta adictiva. Si bien la efectividad es la misma, la participación en uno u otro programa viene determinada por una evaluación interdisciplinar de las circunstancias personales, familiares, sociales y profesionales de cada individuo, así como de la sustancia, tipo, tiempo y consecuencias de la exposición al consumo.

Contacta con nosotros. Llámanos al 954 353 954 y pide una cita. La 1ª Consulta es gratuita. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte. Somos tu Centro de Desintoxicación de referencia en Sevilla.

 

800 808 420 - Gratuito

WhatsApp chat