Existe una octava categoría de autoengaños orientados a minimizar la importancia del consumo. Una de las formas más recurrentes es utilizando frases tales como “El resto de la gente que me rodea consume lo mismo”.

La explicación es bien sencilla. Prácticamente nadie empieza a consumir solo, sino con gente que también consume. Por eso, cuando vienen los problemas derivados del consumo, se dicen cosas como “La gente con la que me junto consume lo mismo que yo y no tiene problemas… y yo tampoco los tengo”.

Ahora bien, podrías hacerte estas preguntas…

  • ¿Es cierto el resto de tu grupo consume la misma sustancia, la misma cantidad y con la misma frecuencia que tú?
  • ¿Es posible que tú estés consumiendo más que ellos? 
  • ¿Dentro de tu grupo eres al que peor le sienta el consumo o más repercusiones padece?
  • ¿Cómo crees que puedes acabar tú o algunos compañeros de consumo dentro de X años si seguís por ese camino?
  • ¿No será que tanto tú como la gente de tu grupo en realidad tenéis un problema? 

Reconocer el problema y pedir ayuda no te convierte en un cobarde dentro de tu grupo. Al contrario, reconocer los problemas y afrontarlos es la mayor lección de madurez y el mejor ejemplo para aquellos que amamos de verdad. Y es que el primer paso es reconocer la existencia del problema.

Guadalsalus cuenta con un programa de carácter ambulatorio y otro residencial con el único objetivo de lograr una superación definitiva de la conducta adictiva. 

Si quieres ampliar información o recibir orientación profesional, contacta con nosotros. Llámanos al 954 353 954 y pide una cita. La 1ª Consulta es gratuita. En Guadalsalus sabemos cómo ayudarte. Somos tu Centro de Desintoxicación de referencia.

 

800 808 420 - Gratuito

WhatsApp chat