La desintoxicación es un procedimiento clínico de eliminación de una sustancia psicoactiva del organismo mediante una retirada gradual (abstinencia) de dicha sustancia de una forma controlada, segura y eficaz. Los procedimientos de desintoxicación pueden o no implicar la administración de medicación de apoyo.

Al comienzo de la desintoxicación, el paciente manifiesta generalmente síntomas claros de intoxicación o de abstinencia. Cuando se emplea medicación, el medicamento administrado suele ser un fármaco que tiene tolerancia y dependencia cruzada con la sustancia tomada por el paciente. Se calcula la dosis para aliviar el síndrome de abstinencia sin inducir intoxicación y se va retirando gradualmente conforme el paciente se recupera. De esta forma, se reducen al mínimo los síntomas de la abstinencia. 

La desintoxicación como procedimiento clínico exige la supervisión médica del paciente hasta que se recupera completamente de la intoxicación o del síndrome de abstinencia física. 

Las instalaciones en las que se lleva a cabo reciben varios nombres, como centro o unidad de desintoxicación y centro de rehabilitación.

Si detectas alguna señal de riesgo no dudes en ponerte en contacto con nosotros cuanto antes a través de nuestro teléfono gratuito 808 808 420. Es necesario estar muy atentos para chequear los síntomas de una posible adicción y buscar una solución urgentemente, antes de padecer daños severos.

En Guadalsalus comprobamos cada día como aquellos que acuden a tiempo a un centro y reciben la terapia adecuada pueden rehabilitarse y cambiar sus vidas. Pero también sabemos que aquellos que han tocado fondo no lo han perdido todo, sino que pueden erguirse con más humildad y vigilancia siendo adecuadamente acompañados por sus terapeutas.

800 808 420 - Gratuito

WhatsApp chat